+56 9 3440 8949 (solo WhatsApp) info@miabogado.cl

Vidal libre: ¿Por qué no se aplicó la Ley Emilia?

La mañana de este miércoles fue una de las más amargas que ha vivido Arturo Vidal durante el desarrollo de la Copa América. Y esto ocurre no porque Chile haya perdido: lo fue porque pasó la noche en el calabozo de la 15ª Comisaría de Buin a la espera de pasar a control de detención por conducción en estado de ebriedad.

A las 11:00 comenzó su audiencia y tras varias acciones judiciales, el juez del Tribunal de Garantía de San Bernardo decidió formalizarlo por esos cargos y aplicó una condena estipulada en la Ley de Tolerancia Cero, dejando de lado la Ley Emilia.

¿Por qué ocurrió esto?

El estudio juridico MiAbogado.cl, explica que la Ley Emilia se creó para faltas graves provocadas por quienes conduzcan bajo los efectos del alcohol, como por ejemplo, protagonizar una accidente que resulte con lesiones graves, que termine con personas muertas o bien, independiente de su resultado, que el responsable haya escapado del lugar.

“En este caso, a pesar que el conductor tenía 1,2º de alcohol por cada litro de sangre, según el alcohotest, no existió fuga del lugar; él permaneció en el lugar junto a su señora, asumió todas las responsabilidades del caso. Tampoco existen lesiones graves ni resultados de muerte”, aseguran los especialistas.

En este escenario, explica, el Ministerio Público debe pedir al Tribunal que se investigue bajo la Ley Tolerancia Cero, que es la que regula la conducción en estado de ebriedad.

Pero, ¿por qué quedó Arturo Vidal en libertad?

Primero, porque la diligencia correspondía al control de detención y posterior formalización de cargos. “Esto significa que se le comunica al detenido que será investigado por un delito y esa investigación está abierta”, indican a Publimetro desde la Defensoría Penal Pública.

Por lo mismo, durante los tres meses que dura este proceso -plazo decretado por el juez del Tribunal- a Arturo Vidal se le retuvo la licencia y se le decretó la medida cautelar de firma mensual, que deberá realizar en el consulado de Chile en Milán, Italia.

Sin embargo, las penas podrían ir más allá. “Arriesga presidio menor en su grado mínimo, que significa 61 a 541 días y una multa de 2 a 10 UTM”, dice Cesani.

– Según su opinión personal, ¿cree que el juez tomó la medida correcta?

– En este caso, considero que pudo haber existido algún tipo de diferenciación al ser una persona conocida. En otros casos, se solicita prisión preventiva y el formalizado va directo a prisión. Obviamente, todo depende del caso y aquí no existió fuga ni tampoco hubo lesiones graves. Pero tú me estás preguntando mi opinión y creo que aquí debió haber habido prisión, aunque sea por unos días.

– ¿Cree que ser conocido le jugó a favor?

– Creo que al ser una persona conocida, se tomó el caso de manera muy ligera. O sea, aquí hay retención de la licencia y hay firma mensual, pero considero que es un peligro que una persona que tiene un historial no muy bueno con el consumo de alcohol pueda seguir transitando así libremente.

Ver nota Aquí

Consulta Legal

Nombre y Apellido (requerido)

E-mail (requerido)

Teléfono (requerido)

Región (requerido)

Asunto

Mensaje